Google Tag Manager – Contenedores, Tags, Reglas y Macros

Uno de los tipos de herramientas complementarias a las de analítica web (Google AnalyticsAdobe SiteCatalystIBM Coremetrics…) que van cogiendo fuerza entre las organizaciones son los denominados sistemas de tag management. Un sistema de tag management permite, mediante la inserción de un pequeño fragmento de código en todas las páginas de un site, realizar acciones determinadas sobre el código de una o varias páginas del site sin necesidad modificar dicho código.

Ya hemos explicado en un post anterior las cuatro cosas a considerar antes de utilizar un sistema de tag management.

Siguiendo la estela de otras herramientas, Google ha sacado a la luz su propio sistema de tag management, en este caso de forma gratuita para los usuarios. Se trata de Google Tag Manager, herramienta que aunque se encuentra en una versión muy inicial, ya está completamente integrada con el resto de productos de la suite de google como Google AnalyticsGoogle Adwords o DoubleClick.

Esta modalidad de herramienta nace como solución a los problemas técnicos a los que se suelen enfrentar las empresas. A menudo se dan cuenta que en muchos casos no existe facilidad para modificar el código web de forma directa, sino que es necesario de la mediación de equipos, de la utilización de entornos estables o de sistemas con una flexibilidad muy baja en cuanto a personalización. Muchas empresas escogen un gestor de contenidos para gestionar su site, y  posteriormente se encuentran con la imposibilidad de realizar modificaciones que permitan realizar una medición completa del site. Una integración a priori muy simple como la que se realiza entre Google Adwords y Google Analytics, puede resultar un imposible para aquellas en las que no exista posibilidad de incluir el código de analítica personalizado en la página de conversión.

Bajo una interfaz de consola desde la que a priori cualquiera que esté familiarizado con el uso de herramientas de analítica puede manejar, permite realizar una diversidad de acciones concernientes a los sistemas anteriormente citados. Por ejemplo,se puede perfectamente lanzar un evento de Google Analytics cuando los usuarios aterricen en una página determinada, sin la estricta necesidad de etiquetar el evento en dicha página. Además de las acciones que son controladas completamente por consola, también permite la inserción de código en páginas personalizadas, cubriendo así un sinfín de posibilidades para el usuario.

Esta herramienta que ofrece Google es, por el coste mínimo que conlleva, el complemento ideal para aquellos entornos que son poco flexibles en cuanto a personalización del código. Permite aumentar las posibilidades de medición de los entornos corporativos y acercarse así a un mayor conocimiento de las bondades y sobre todo de los errores del site, de cara a la optimización del canal.

La primera acción que es necesario llevar a cabo es la de entender qué son los diferentes elementos de la herramienta  y para qué se utilizan. Cualquier configuración personalizada mediante Google Tag Manager se realiza bajo el abanico de cuatro elementos: Contenedores, Tags, Reglas y Macros.

Contenedores

Un contenedor es el ecosistema que engloba a todos los tags pertenecientes a un mismo sitio web. Bajo la inserción de un nombre y un dominio, te genera el único fragmento de código que es necesario insertar en todas las páginas para poder empezar a medir. Cada cuenta contiene un contenedor, pero un mismo usuario puede gestionar diferentes cuentas.

Tags

Se considera al tag a cada una de las configuraciones personalizadas que se crean respecto al site. Basados en reglas y éstas a su vez en macros, que se explicarán a continuación, es posible realizar múltiples “etiquetados específicos” bajo las herramientas de Google (Adwords, Analytics, DoubleClick…). Sin embargo, también permite de forma “casi” ilimitada, y es aquí donde se encuentra la potencia de la herramienta, la inserción de fragmentos de código adicionales e incluso la creación de imágenes (para, por ejemplo, realizar una llamada a un servidor de anunciós según ciertas condiciones.

 

Reglas

Las reglas son las condiciones que se tienen que cumplir para que se realice la acción marcada por el tag. Mediante el uso concienciado de las reglas es posible manejar los condicionantes y realizar las acciones sólo cuando éstas deben ser ejecutadas. La acción en este caso podría ser la inserción de un banner al usuario justo en ese momento.

Macros

Las macros son el concepto más difícil de entender de los cuatro sobre los que se basa la herramienta, pero tienen una utilidad muy grande y es necesario exprimirlas al maximo, y así lo iré realizando en sucesivos posts. Las macros se usan como complemento a las reglas, y permiten crear configuraciones dinámicas basadas en tres elementos principalmente: URL, Referente y Evento. Con el uso de las macros es posible realizar búsquedas en el código fuente de la página para crear posteriores reglas. Siguiendo con el ejemplo anterior, podría crearse una macro que lanzara el banner al usuario pero sólo cuando éste se haya registrado previamente en el blog. Dicha condición (macro) se realizaría accediendo al código de la página (DOM) y buscando la “marca” que permita determinar si el usuario se ha registrado previamente 

Con la definición de los cuatro elementos principales que conforman Google Tag Manager ya es posible comenzar a pensar en las posibilidades que la herramienta nos brinda.

 

Escribir un comentario